Aquellos sindicalistas de entonces.

Ir abajo

Aquellos sindicalistas de entonces.

Mensaje  lulú el Mar Mar 16, 2010 8:45 pm

Los sindicatos han sido una pieza clave para la vuelta a la democracia en España. Parecen tiempos lejanos pero, ahora, cuando la crisis se ha cebado con el empleo, deben ser una pieza clave para defender los intereses de los trabajadores y negociar un modelo productivo acorde con los tiempos. Es bueno volver la vista atrás para conocer cómo fueron los primeros tiempos del sindicalismo. José López Coterillo y José Luis Cos fueron los secretarios generales de CC OO y UGT cuando las organizaciones pudieron salir de la clandestinidad, aunque ya habían estado al frente de las mismas durante los años de ilegalidad.
«Comisiones Obreras no tuvo nunca vocación de clandestinidad, ya que aunque éramos ilegales, actuábamos a la luz pública. Cuando llegó la democracia teníamos claras dos cosas: que en España los sindicatos tenían que tener un papel relevante y que un sindicato único fuerte era la meta y, de otro lado, que el papel de la organización no era meramente reivindicativo en el campo laboral, sino en el ámbito político, con las formaciones de izquierdas», señala López Coterillo. «Nuestra idea -añade- era la transformación de la sociedad. Superar el sistema capitalista, sus aspectos más agresivos: las relaciones laborales y la propiedad de los medios políticos. Este enfoque sociopolítico impidió la unión en un solo sindicato, pero si que se inicio el camino de la unidad de acción con la UGT».
«En los primeros años del sindicalismo con la democracia la labor era agotadora. No se tenía experiencia práctica de lo que era un sindicato porque los miembros de las generaciones que lo habían conocido se habían exilado o habían sido fusilados. Íbamos a las empresas y nos reuníamos con la gente. Hubo huelgas en sectores como la hostelería, panadería o construcción, aunque ya se habían producido protestas antes de actuar en la legalidad», recuerda José Luis Cos. «Hubo un momento, todavía cercano, con el golpe de Estado de de 1981, en el que los sindicatos temimos volver al pasado, pero nos reunimos y preparamos un llamamiento de la huelga general», recuerda.
Han pasado los años y los sindicatos mayoritarios han ampliado sus miras con la prestación de servicios y mayor presencia en la sociedad. De todas formas, su objetivo sigue siendo la defensa de los trabajadores, como antes...
«Antes la clase obrera era protagonista. Cuando se iba a negociar un convenio se elaboraba la plataforma con toda la plantilla y se les hacía partícipes de los avances o frenazos de la negociación. Todos participaban y si había que llegar a la movilización, era fácil que estuvieran en la misma. Ahora, los convenios se negocian por arriba. El sindicalismo se ha burocratizado y es muy difícil movilizar a los trabajadores porque no participan del proceso», reflexiona Coterillo. En su opinión, las subvenciones a las organizaciones sindicales han sido un 'veneno' que ha terminado con los objetivos tradicionales de las mismas. «Los sindicatos han sido destruidos por las ayudas públicas, del Estado, de las autonomías. No se pueden volver contra quien les da financiación», estima.
«Se han perdido los referentes de la finalidad de los sindicatos progresistas y de izquierdas. Es el reflejo de lo que sucede en la sociedad actual, globalizada. Nadie parece darse cuenta del neoliberalismo que nos rodea, de la existencia de una especie de gobierno universal contra el que no se puede hacer nada desde los países. Hay que explicar que este nuevo movimiento es 'depredador', que es el causante de la crisis económica que vivimos y que, mientras el gran capital tiene libertad absoluta, los Estados no pueden hacer nada y crecen las amenazas privatizadoras para servicios esenciales como la sanidad o la educación», considera José Luis Cos.
avatar
lulú
Brugilda
Brugilda

Cantidad de envíos : 1082
Edad : 82
Localización : Santander
Fecha de inscripción : 10/12/2008

Ver perfil de usuario http://cid-83799f0598d26e70.skydrive.live.com/home.aspx?sa=55902

Volver arriba Ir abajo

EL ALBAÑIL Y LA EX PRESIDENTE

Mensaje  Mata-hari el Lun Nov 29, 2010 8:35 pm

Tengo un joven amigo paleta, o sea, albañil de toda la vida, que lleva un rato largo sin trabajo. Y el otro día, que coincidimos en torno a unas cañas, le pregunté cómo iba la cosa. Dijo que tirando, con pocas posibilidades inmediatas, pero con el recurso temporal de cobrar el paro, que le permite aguantar el tirón hasta que vengan tiempos mejores. «Pues tengo entendido –comenté, ingenuo– que con la reforma laboral que nos quieren encasquetar, tendrás obligación de hacer cursos de formación.» Me miró, guasón, mojó los labios en la cerveza y dijo: «Ya he hecho uno, ¿cómo lo ves?». Le dije que lo veía bien, pero que me contara, para verlo mejor. Y se encogió de hombros. «Una semana aprendiendo informática, colega –dijo–. Con dos cojones.» Quise saber para qué necesita un curso de informática un albañil en paro, y me lo explicó con la justificación oficial: «Para que aprenda a escribir mi currículum».

Nos despedimos –se empeñó en pagar las cañas, rumboso– y me quedé pensando. Haciendo cuentas sobre a quién aprovecha lo del curso informático: si a mi amigo paleta, o a un Gobierno que puede así camuflar estadísticas, vendiendo otro paripé en plan nos encargamos de todo y los tenemos ocupados, y a unos sindicatos apesebrados y sobornados que viven del cuento y por la cara; que así –y no quiero pensar de qué otras maneras– justifican lo que han estado trincando hasta hoy para mantener mudas sus boquitas pecadoras, cuya succión sistemática y cómplice a las partes pudendas del poder político pretenden ahora disimular, a toro pasado, con una huelga general inoportuna, inútil y perfectamente idiota. A ver, me pregunté, cuánta pasta se habrá quedado por el camino, en sueldos a liberados y en pegatinas sindicales, antes de que, con lo que queda, esos paladines del trabajador español le paguen un curso de informática a un albañil para que escriba su currículum.

Pensaba en todo eso, digo. Pero como no sé mucho de sindicatos ni de reformas laborales, y menos de informática, me dije: «Tranquilo, Arturete. Seguramente no lo has entendido bien». Así que decidí olvidar el asunto y puse la tele, a ver si veía un ratillo a Jorge Javier Vázquez. Que, pese a pastorear gentuza y telebasura a tope, y a cierto puntito maricón excesivo por su parte cuando le salta el automático, debo reconocer que lo hace de puta madre, y que maneja la coreografía del directo como nadie en España –puestos a ello, que me la endiñe un profesional–. Zapeando en su busca, como digo, me topé en otro programa con una ex presidente de parlamento insular español, balear me parece, metida hasta el chichi en un cenagal de malversación de fondos públicos, prevaricación, falsedad documental, negociaciones ilícitas, delito electoral y cohecho –que se dice en dos líneas–, que por lo visto está en libertad bajo fianza y tiene la obligación de presentarse dos veces al mes en los juzgados de su pueblo. Y la torda paseaba tan campante por la calle, con absoluto desparpajo, maquilladísima sobre el careto terso de quirófano, con ropa, zapatos y bolso supermegapijo a la última de Filipinas, echando besos con todo su morro a las cámaras y a unos cuantos vecinos que la saludaban con mucho afecto y la llamaban guapa. Y me dije: hay que joderse. Esto sí que es telemierda, y no lo de Jorge Javier, que a fin de cuentas suministra con admirable eficacia lo que pide la parroquia. Sin embargo, la presunta golfa apandadora de la isla va por la calle feliz de haberse conocido, después de haber robado a mansalva, sola o en compañía de otros presuntos hijos de la gran puta. Y la gente, la misma que tira besos a Belén Esteban y a Karmele, saluda a la pava del bolso de Gucci y los zapatos de Manolo Blahnik, comprados mediante fianza de 350.000 euros o cárcel, y dos coma cinco millones de euros por responsabilidades civiles, y le dice adiós bonita y le tira besos, en vez de correrla a hostias en cuanto asoma el hocico a la calle.

Pero claro, concluyo. Sólo se trata de corrupción. De eso que, en este país de parados a los que se imponen cursos de informática para que puedan escribir su currículum, criticamos con airadas maneras hasta que tenemos oportunidad de meterle mano al pastel. Entonces todo se vuelve normal, tolerable, vive y deja vivir. Nadie forra a gorrazos a esa presunta sinvergüenza corrupta –me encantan esos deliciosos presuntos que salpimentan la vida pública y privada española–, porque en realidad no es tan grave. Otra cosa sería tener por vecino a un violador, un terrorista o alguien así. Le pegarían pancartas en la puerta. Pero un corrupto es otra cosa. Adiós, bonita. Smuac, smuac. Te queremos. A ver quién no tiene un corrupto a mano. A ver quién se resiste a un constructor o un político que se lo trajinen. A ver quién no sueña con organizar cursos de informática para albañiles en paro.


Mata-hari
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 4470
Localización : Oviedo
Fecha de inscripción : 30/11/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

El mejor , su creador Marcelino Camacho.

Mensaje  lulú el Dom Ene 02, 2011 9:18 pm

Marcelino Camacho, un hombre que entendió el sindicalismo en una España que renacía, de una forma posible, creando CCOO desde la dictadura, dando la cara y parte de su vida por defender a todos los trabajadores.
Hoy es imposible encontrar líderes sindicales de su talla, de su humanismo, de su lucha por la igualdad por encima de todo, de su férrea lucha por la libertad y la democracia. Fue el que organizó la primera huelga general en España contra Felipe González y sentó las bases del sindicalismo español que poco a poco se ha ido desvirtuando hasta la situación actual, bastante distante de la que Marcelino Camacho soñó e intentó crear en nuestro país.

Descansa en PAZ .


Última edición por lulú el Lun Ene 17, 2011 8:38 pm, editado 1 vez
avatar
lulú
Brugilda
Brugilda

Cantidad de envíos : 1082
Edad : 82
Localización : Santander
Fecha de inscripción : 10/12/2008

Ver perfil de usuario http://cid-83799f0598d26e70.skydrive.live.com/home.aspx?sa=55902

Volver arriba Ir abajo

Re: Aquellos sindicalistas de entonces.

Mensaje  Mata-hari el Mar Ene 04, 2011 9:34 pm

Esto es muy grave, por favor comprobarlo en determinados medios, ya que otros
están censurados (sí, censurados, como en cierta época en la que todo era muy malo),
y está teniendo poca repercusión en dichos medios (no en otros, se citan al final del texto):

Este año de crisis la Junta de Andalucía ya ha dado (en BOJA) 112 millones de euros en subvenciones
a los sindicatos, primero para poder bajarnos el sueldo y ahora por esto. Sólo
la semana pasada les dieron dos subvenciones directas a fondo perdido y sin
necesidad de justificación a CCOO y a UGT de 4.5 millones de euros a cada uno.

A cambio, van a convertir en funcionarios, como si hubieran sacado una
oposición, a entre 40.000 - 50.000 personas enchufadas que vienen de sindicatos,
fundaciones, agencias, y empresas públicas o son enchufados sin plaza de la
estructura interna, todas de vinculación directa con el PSOE. A los
funcionarios de carrera nos quitan unos cuantos derechos para hacerlo posible.
Lo hacen ya que tienen la casi certeza de que van a perder las elecciones de la
Junta, por lo qu están colocando a todas estas personas...

Hace dos semanas firmaron el preacuerdo y los funcionarios del edificio de Torretriana
les pitaban y les tiraban cosas por los patios, tuvieron que salir con escolta y
por la puerta de atrás, nos les dejaron salir ni por las escaleras, bajaron
con la policía soltando cachiporrazos.

Ahora, todos sabíamos que se tenía que producir una reunión para el acuerdo
definitivo entre la Junta, CCOO, UGT y CSIF en la que, definitivamente, nos
van a vender, pero nadie sabía ni cuándo ni dónde, y a las 13 ha saltado la
liebre porque han invitado a que se fueran a los funcionarios de la séptima
planta del edificio de Torretriana. Como se lo han olido, se han quedado, y
entonces les han ordenado que se vayan, y les ha dado tiempo a avisar con
mensajes. Y entonces se ha liado de verdad, los ha echado la policía, pero ya
habían subido los de las otras plantas y han tenido que desalojar el edificio
entero por la fuerza.

Mientras, acudían funcionarios de todas las delgaciones de Sevilla pero ya no
les dejaban entrar. Ahora está el edificio vacío y están reunidos dentro
firmando el decretazo. Fuera hay un cordón de la policía y otro de
funcionarios con todas las cosas naranjas que han podido llevar.

Para información y divulgación pública, los funcionarios que llevamos un lazo
naranja prendido, significa literalmente "NO SOY UN ENCHUFADO DEL PSOE".

Referencias:

http://www.elpais.com/articulo/espana/policia/escolta/participantes/reunion/funcion/publica/elpepuespand/20101118elpepunac_24/Tes

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/11/18/andalucia/1290087328.html

http://www.canalsur.es/portal_rtva/web/noticia/id/128209/noticias/reunion_decisiva_entre_junta_y_sindicatos_para_la_reordenacion_del_sector_publico



Mata-hari
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 4470
Localización : Oviedo
Fecha de inscripción : 30/11/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Los sindicatos en España

Mensaje  Mata-hari el Sáb Ene 08, 2011 6:49 pm