El camelo de la ropa para los negritos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El camelo de la ropa para los negritos

Mensaje  Mata-hari el Mar Dic 07, 2010 10:23 pm

¿Sabía que la ropa usada que mete en los contenedores de Humana en España es un negocio redondo que tiene poco de altruista? Las cifras: 16.000 toneladas recogidas en 2009, unos 10 millones de euros de ingresos... La sospecha: el dinero podría ir a una secta danesa.

Lo último que uno espera es que toda aquella ropa usada, que tantas veces se ha depositado dentro del contenedor de la solidaria ONG, estaba contribuyendo a sostener un negocio millonario. Creen miles de españoles que que aquellas camisas, pantalones o pijamas donados en buen estado irían a parar a los más necesitados de África. Gratis y sin intermediarios.

Hay más de 3.500 contenedores repartidos por 700 ayuntamientos de toda España.

En contra de lo que acostumbran a practicar la mayoría de ONG, Humana (una organización sin ánimo de lucro, según pregonan sus dirigentes) no dona las prendas que recibe de manera altruista sino que las vende en sus tiendas o a pequeños y medianos empresarios africanos.

El abrigo o la camiseta que de buena fe usted regala en Valencia, Barcelona o Madrid será revendida en alguna de las 20 tiendas de Humana en España (16 euros una minifalda, 12 un suéter, ocho un pantalón...) o, si está defectuosa, acabará en las manos del mejor postor en algún país subdesarrollado que a su vez la revende. Todos ganan.
La materia prima es regalada y los beneficios son fabulosos. Sólo en 2009, Humana ingresó la friolera de 10 millones de euros por la comercialización de las 16.000 toneladas de ropa recogida.

Nunca las respuestas son del todo precisas. Por ejemplo, según fuentes consultadas en Mauritania, la ropa de esta ONG es bien conocida allí por los tratantes de textil. Llega con frecuencia al puerto de Nuakchot, la capital del país, y se almacena en contenedores, a la espera de que los comerciantes de la zona pujen al peso por el género. No se ha podido confirmar, sin embargo, si esta ropa parte directamente desde nuestro país o llega a territorio mauritano través de terceros países de África.

Instalada en España desde junio de 1987, esta boyante organización de origen danés cuyo fundador y líder, Morgens Amdi Petersen, ha estado perseguido por el FBI y ha sido acusado en Dinamarca de desvío de fondos humanitarios a fines lucrativos, evasión de impuestos y enriquecimiento ilícito, entre otros delitos, no sólo hace caja con la venta de ropa solidaria.

También recibe dinero del Estado español. A los 10 millones de euros que ingresó en 2009 hay que sumar otros 0,58 millones procedentes de subvenciones públicas y privadas.

"Todo esto es una inmensa mentira", dice tajante Juan, voluntario de Humana hasta agosto del año pasado. Tenía 25 años y, como tantos jóvenes con ideales solidarios, "creí que había llegado el momento de hacer algo por los más débiles". Llamó a las puertas de Humana y 14 meses después ("cuando me di cuenta de donde me había metido") se escapó.

-¿Qué se hace con la ropa?

-Es un engaño súper bien montado. La buena la venden en sus tiendas. De la otra sacan dinero en África. Ganan por todas partes. He visto recoger cientos de toneladas al mes. Pero no sólo la almacenan aquí, sino en Lituania y otros lugares del Este adonde llegan miles de kilos procedentes de otros países de Europa. Y desde allí la distribuyen para su venta. Le sale gratis y ganan mucho. No hay mejor empresa...

-¿Adónde van los millonarios ingresos por las ventas?

-Se lo quedan ellos. Eso de que lo destinan a obras de caridad en África, que sería lo suyo, es una farsa. Montan alguna escuela o hacen algún huerto, sacan unas fotos y venden la imagen de que son solidarios. Pero además están hundiendo a la ya de por sí precaria industria textil en esos países pobres. Nadie puede competir con sus bajos precios.

-¿Y el dinero que ganan...?

-La mayoría va a parar a la secta danesa...

Juan, que pide salvaguardar su verdadera identidad bajo un nombre ficticio, da fe de ello. Cuando entró en Humana también él prometía. O eso pensarían cuando decidieron enviarlo, según cuenta, a una de las escuelas de adiestramiento de Tvind en Dinamarca, cuna de la secta. "Permanecí allí nueve meses vigilado por uno de los controladores. Al principio no sospechas nada, pero a medida que pasan las semanas te vas dando cuenta de que en realidad lo que quieren es lavarte el cerebro, tenerte a su merced, anularte. Te ponen a fregar baños, cocina, suelos... Todo por el bien de la comunidad. El plan consiste en ir borrando tu pasado, que te olvides de amigos, de la familia... Los propios compañeros te vigilan e intentan que no salgas del círculo. Pude hablar con mi madre por teléfono y me escapé".

Remedios [así dice llamarse] acaba de depositar dos grandes bolsas de ropa usada en uno de los contenedores de Carabanchel (Madrid). "Hay mucha necesidad", dice, "pero mucho más en África". Ni se le pasa por la cabeza que esa ropa dada con el corazón en unos días será puesta a la venta en España [Humana tiene 20 tiendas en ocho autonomías] o en el mercado africano. Tampoco sabe qué podría haber detrás de esos contenedores.


Mata-hari
Admin
Admin

Cantidad de envíos : 4225
Localización : Oviedo
Fecha de inscripción : 30/11/2008

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.